Sacar electricidad hasta de las plantas

Little Sun Project

Llevar electricidad a cualquier rincón del mundo es uno de los retos de nuestro tiempo. Lo que para los países ricos es apretar un botón supone toda una quimera en otros lugares del mundo, que en el mejor de los casos recurren a contaminantes generadores para satisfacer alguna de sus necesidades energéticas. Los proyectos futuristas de energías limpias o llevar las que ya se usan en occidente al resto de los rincones del planeta es una ambición que llevará su tiempo. Mientras, hay decenas de proyectos que abordan este problema de una forma diferente. La energía está por todos lados en muchas formas, lo que hay que saber es cómo aprovecharla. Aquí algunos ejemplos:

Lámparas con agua y sal

Un equipo de ingenieros filipinos ha creado el proyecto SALt para llevar iluminación a las miles de islas del país que no cuentan con energía suficiente durante las 24 horas del día. La idea se basa en aprovechar la reacción del agua salada para sacar la suficiente electricidad para encender durante ocho horas una lámpara LED, que requiere mucha menos que una convencional. En su página web se pueden encontrar todos los detalles sobre esta interesante iniciativa.

Plantas para cargar el móvil

Unas estudiantes chilenas se quedaron sin batería en su ordenador poco antes de entregar un trabajo. Tras esto, se pusieron a darle vueltas a una solución para que no les volviera a suceder. Y se les ocurrió aprovechar la energía de las plantas. Según cuentan, con el prototipo que han creado pueden cargar en una hora y media un teléfono móvil y pueden enchufar a su generador todo tipo de conexiones USB. El proyecto se llama E-Kaia.

Energía del sol

La luz solar es quizás una característica común a la mayoría de los rincones que más necesitan energía y que, paradójicamente, cuando éste se pone se quedan a oscuras. El desarrollo de lámparas que aprovechen esta electricidad va camino de ser la solución para muchas zonas rurales de África. El proyecto Little Sun transforma cinco horas de luz solar en 10 horas de iluminación en una lámpara LED.

Bacterias y microalgas

Otro ejemplo de cómo sacar energía de la naturaleza. El Grupo de Mineralogía Aplicada de la Universidad de Sevilla ha patentado un sistema para extraer energía de bacterias y microalgas y convertirla en iluminación. Se trata de una electricidad limpia que no genera residuos y que puede convertirse a largo plazo en otra alternativa para zonas con dificultades para la distribución.

Electricidad del wifi

Esta solución no vale para países sin electricidad, pero es una llamativa forma de sacar energía. Un equipo de investigadores de la Universidad de Washington ha realizado un estudio de un nuevo sistema para cargar la batería de diferentes dispositivos manera inalámbrica, en un radio de 8 metros, a través del aprovechamiento de la energía del router WiFi. Todavía es un proyecto, pero promete.

COMPARTIR:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+