Cómo minimizar el consumo eléctrico

Captura de pantalla 2014-09-16 a la(s) 09.21.20 Un buen diseño de las instalaciones de una gran superficie puede ahorrar hasta un 60% del gasto y de la energía utilizada. Idar Grupo, miembro del Consejo de Construcción Verde Americano, una organización sin ánimo de lucro dedicada al diseño y construcción sostenible, ejecuta sus obras, desde planificación, siguiendo los parámetros que permiten el máximo ahorro tanto en su construcción, como en su explotación.

En instalaciones ya ejecutadas, recopilamos toda la información que se pueda extraer de la documentación y los planos as-built, para después comprobarla in situ: realizamos ensayos de utilización (BMS – Sistemas de control) de las principales fuentes de consumo del edificio (Climatización, alumbrado, producciones, salas de bombas, transporte vertical, etc) y su repercusión en el consumo (a través de analizadores de medida). Con todos estos datos elaboramos un informe con todas las mejoras aplicables.

Captura de pantalla 2014-09-16 a la(s) 09.22.30

Una de ellas es el recambio de toda la infraestructura que resulte obsoleta por otra energéticamente más eficiente, como pueden ser el cambio a alumbrado con tecnología LED de alta eficiencia. Por medio de la última tecnología, también instalamos un sistema que nos informa de dónde se está consumiendo en cada momento, para saber en tiempo real cuáles son los sistemas en marcha y su uso.

Más allá de esto, una de las herramientas más útiles que utilizamos son los autómatas: dispositivos que reciben constantemente información de consumo y lo regulan para adecuarlo a las necesidades. Captan, por ejemplo, información que les proporcionan los luxómetros, unos dispositivos que miden el nivel de iluminación de una estancia. Con esta información, los autómatas gradúan la luz artificial o la apagan en caso de no ser necesaria. Lo mismo sucede con la climatización: en función de la temperatura y la calidad del aire, regulan automáticamente la climatización para hacer siempre el gasto mínimo imprescindible.

Estos mismos equipos también pueden estar programados para no superar un consumo determinado. Ejecutan desconexiones de carga, que consisten en desconectar o regular consumos que se han predefinido (por estar en zonas donde no son necesarios o por poder complementarse con otros) para que se reduzca el consumo eléctrico de la instalación y por tanto la factura eléctrica asociada, sin que ello afecte a las actividades normales que se realizan en el edificio ni al confort de sus ocupantes.

Desde Idar Grupo, hemos implantado estas y otras mejoras en las decenas de instalaciones de los centros comerciales con los que hemos trabajado.

COMPARTIR:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+