Archivos de la categoría: Categoria

Patrimonio de bajo consumo

Castillo de Zamora iluminado por Idar Grupo.
Castillo de Zamora iluminado por Idar Grupo.

 

Mezclar el patrimonio más antiguo que nos queda con la última tecnología en iluminación. Es lo que hizo Idar Grupo en el castillo de Zamora, de cuyos trabajos ya hablamos en este blog. Es también la tendencia que siguen las obras de alumbrado artístico de los monumentos por toda España.

Iluminar un resto patrimonial requiere un triple esfuerzo. Desde el punto de vista de la ornamentación, hay que buscar que las luces realcen el conjunto arquitectónico y le saquen toda su belleza cuando el sol se pone. En cuanto a la técnica, la instalación en un edificio moderno no tiene nada que ver con un castillo de hace siglos: hay que sortear dificultades para colocar el cableado, se descubren restos por donde no se puede continuar trabajando y hay que buscar alternativas. Por último, el consumo debe ser mínimo, como en cualquier otra instalación.

Así lo hicimos en el Castillo de Zamora. En estos últimas semanas estamos viendo como otras construcciones similares siguen por la misma línea. En el puente Romano de Mérida se ha colocado recientemente una iluminación que ahorrará 20.000 euros a la ciudad, según el propio ayuntamiento, gracias a la iluminación LED.

Otro ejemplo lo encontramos en Zahara de la Sierra, en la provincia de Cádiz, que a principios de este mes ha estrenado iluminación para la que se han sustituido los antiguos proyectores de 2000 watios de halogenuro metálico por otros LED de 800, como ha informado el portal Eseficiencia.es.

COMPARTIR:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Pros y contras de la ‘moda’ del triatlón

10311890_243816795825997_3114562890933307834_n

Pablo Pérez Matas lleva 13 años en el mundo del Triatlón. Desde hace tres, Idar Grupo le acompaña en esta aventura proporcionándole apoyo para el equipo y las competiciones. Con cuatro participaciones en campeonatos de España a sus espaldas, sus retos se centran en ser competitivo en distancias más largas y organizar competiciones, como ha hecho por primera vez este año con el I Triatlón de la Villa de Alcalá de Júcar.

Los inicios de Pablo fueron muy diferente a los de quien empieza hoy. En 2001 no estaba tan de moda, había mucha menos información. Pone el ejemplo de la primera prueba en la que compitió, a la que iba con el objetivo de terminar: “En el triatlón de Fuente Álamo éramos 225 inscritos. Ahora van 900, cuatro veces más”.

Pablo, que además de la competición es preparador de triatletas, achaca esta moda a varios factores: “Por un lado, por desgracia, la crisis hace que mucha gente en paro, con mucho tiempo libre, encuentre en el triatlón una bonita afición. También hay mejores horarios que permiten entrenar. Para mí el factor más importante es que han entrado muchos deportistas que se dedicaban a un solo deporte en busca de diversidad. Otros que a lo mejor han sufrido lesiones, se recuperan con un deporte que no hacían, (bici o natación) y se enganchan. Por último también están ciertos personajes populares que le han dado impulso, como Josef Ajram”.

Pero para Pablo, esta moda tiene también caras negativas. Primero, que a todo boom le sucede una caída, que “veremos tarde y temprano”. “Además, hay tanta gente en las pruebas que mucha va sin la adecuada preparación, sin haber hecho ni un test de esfuerzo, y suceden accidentes con relativa frecuencia que se podrían evitar”, explica Pablo.

Con 28 años y un 22º puesto en el ranking nacional como mejor marca, Pablo Pérez Matas aspira todavía a participar en este campeonato de España, que se celebrará en septiembre, aunque con la preparación del triatlón de Alcalá de Júcar, casi no ha podido entrenar. Pone también sus miras en una importante prueba para él, el medio Ironman de Bilbao, en el que ya ha participado en varias ocasiones y donde quiere hacer una buena marca por estar en la casa de Idar Grupo.

COMPARTIR:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+